VENTAJAS E INCONVENIENTES DE TRANSFORMAR LA SOCIEDAD CIVIL EN UNA S.L.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE TRANSFORMAR LA SOCIEDAD CIVIL EN UNA S.L.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE TRANSFORMAR LA SOCIEDAD CIVIL EN UNA S.L.

Después de los cambios introducidos en la tributación de las sociedades civiles, es normal preguntarse si conviene transformarlas en sociedades limitadas. A partir de 2016 pasan a tributar por el Impuesto de Sociedades además de asumir otra serie de obligaciones similares a las sociedades mercantiles, tales como, llevar una contabilidad ajustada al Código de Comercio, las operaciones de socios con al menos el 25% de capital estarán sometidas al régimen de operaciones vinculadas, etc …

 

La principal ventaja es que se limita la responsabilidad de los socios, que dejan de responder con todo su patrimonio personal, sólo se arriesga el capital aportado. Únicamente el administrador responderá si ha actuado con mala fe o negligencia. Otra ventaja es que permite a los socios disfrutar con mayor facilidad de los “incentivos de empresa familiar”, exención en el Impuesto del Patrimonio y reducción del 95% en Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Por último, actuar como sociedad mercantil mejora la imagen de la entidad, otorgando apariencia de solidez, de modo que es más fácil que proveedores y bancos accedan a dar crédito. Y ofrece mayor seguridad jurídica de cara a inversores que quieran aportar capital.

 

Por el contrario el principal inconveniente es que la sociedad deberá disponer de un capital mínimo, 3000 euros en el caso de la sociedad limitada, lo que no debería suponer ningún problema. Quizá el más importante es que si la sociedad lleva a cabo su actividad en un local de alquiler, lo primero es asegurarse de que el arrendador no resolverá el contrato ni aumentará la renta.